Llamadas comerciales no deseadas

En las últimas semanas ha entrado en vigor el artículo 66.1.b) de la Ley 11/2022, de 28 de junio , General de Telecomunicaciones que dispone lo siguiente:

“Respecto a la protección de datos personales y la privacidad en relación con las comunicaciones no solicitadas los usuarios finales de los servicios de comunicaciones interpersonales disponibles al público basados en la numeración tendrán los siguientes derechos:

(...) b) a no recibir llamadas no deseadas con fines de comunicación comercial, salvo que exista consentimiento previo del propio usuario para recibir este tipo de comunicaciones comerciales o salvo que la comunicación pueda ampararse en otra base de legitimación de las previstas en el artículo 6.1 del Reglamento (UE) 2016/679 de tratamiento de datos personales (…)”.

Esta nueva regulación implica un cambio respeto del dispuesto en la derogada Ley 9/2014, de 9 de mayo , General de Telecomunicaciones, en cuyo articulado se reconocía a las personas usuarias el derecho “a oponerse a recibir llamadas no deseadas con fines de comunicación comercial que se efectúen mediante sistemas distintos de los establecidos en la letra anterior [llamadas automáticas sin intervención humana] y a ser informado de este derecho”.

La Agencia Española de Protección de Datos emitió la Circular 1/2023, de 26 de junio , sobre la aplicación de la Ley 11/2022, de 28 de junio , General de Telecomunicaciones, con la finalidad de fijar los criterios que regirán la actuación de este organismo, delimitando su ámbito de aplicación, concretando determinados aspectos de las bases legitimadoras del tratamiento aplicables y estableciendo ciertas garantías para las personas usuarias.

¿Qué implica esta nueva regulación respeto de las llamadas comerciales?

  • Recibirás llamadas comerciales si previamente diste tu consentimiento. Dicho consentimiento tiene que ser acorde al exigido por el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), esto es, el consentimiento debe darse mediante un acto afirmativo claro que refleje tu manifestación de voluntad libre, específica, informada, e inequívoca de aceptar el tratamiento de tus datos de carácter personal, como una declaración por escrito, incluso por medios electrónicos, o una declaración verbal. Por tanto, el silencio, las casillas ya marcadas o la inacción no deben constituir consentimiento. El consentimiento debe darse para todas las actividades de tratamiento realizadas con el mismo o los mismos fines. Cuando el tratamiento tenga varios fines, debe darse el consentimiento para todos ellos.

  • En el caso de que una empresa quiera alegar un interés legítimo en realizarte llamadas comerciales, es necesario que hubieses mantenido una relación previa con ella, por ejemplo, adquiriendo sus productos o servicios, y que los servicios o productos ofertados en la llamada sean similares a los adquiridos anteriormente por ti. De todos modos, recuerda que no puedes recibir llamadas de otras empresas relacionadas con la que tú hubieses mantenido dicha relación, ni siquiera perteneciendo al mismo grupo de empresas.

  • Si tu relación contractual con la empresa ofertante ya no está en vigor, y no has realizado ningún tipo de contacto con ella en el último año, no puedes ser objeto de llamadas.

  • Si tu número de teléfono figura en una guía de abonados, solo podrá ser empleado para llamadas comerciales si has dado previamente tu consentimiento, aspecto que debe constar, de manera general, en la propia guía.

  • Si te has registrado en un sistema de exclusión publicitaria como la Lista Robinson, las empresas que realizan llamadas comerciales están obligadas a consultar esos sistemas, por lo que solo te podrán llamar aquellas empresas a las que ya hubieses prestado tu consentimiento.

  • Si eres una persona de contacto en la entidad en la que trabajas, podrás recibir llamadas comerciales, pero solo para relacionarse comercialmente con la entidad y no contigo a nivel personal.

  • Si eres un empresario o profesional liberal solo podrán realizarte llamadas comerciales referidas a servicios o productos relacionados con tu propia actividad y nunca a título personal.

  • Recuerda que al inicio de la llamada deben informarte de los siguientes puntos:

  • identidad de la empresa o persona por la cuenta de la cual te llaman;

  • indicar la finalidad comercial de la llamada;

  • informar sobre la posibilidad de revocar el consentimiento o ejercer el derecho de oposición a recibir llamadas comerciales no deseadas. Ten en cuenta que cualquier manifestación inequívoca tuya contraria a la recepción de estas llamadas debe entenderse como revocación del consentimiento o, en su caso, el ejercicio del derecho de oposición, por lo que debe atenderse a esta petición por parte de la entidad comercializadora inmediatamente.

Puedes consultar más información en www.aepd.es