¿CÓMO SABEN LOS ATACANTES TANTA INFORMACIÓN SOBRE MI?

Hoy en día, cada vez que accedemos a un servicio online para hacer una consulta o buscar una información, dejamos un rastro que se va acumulando y retroalimentando con cada nuevo acceso. Además, la publicación de contenido en redes sociales deja a la vista de cualquiera nuestros gustos y rutinas y, lo que es más preocupante, los de quienes nos rodean. Con todo ello, los delincuentes tienen suficiente información para elaborar sus intentos de engaño.